loading...




Este era el sueño de Emely Peguero cuando fuera adulta. Abogado Felix Portes revela algo que no es agradable escuchar.

La adolescente Emely Peguero cursaría este año escolar el tercero de bachillerato en el liceo Max Henríquez Ureña y su sueño era convertirse en abogado, “para defender a los inocentes”.

Lo cuentan sus padres en la espera de que aparezca su cuerpo, luego de nueve días desaparecida. Sus padres cuentan que Emely era una joven extrovertida y líder entre sus amigas.

De confirmarse la muerte de la joven, este hecho también significaría la división de dos familias que tenían vínculos desde hace años.

“Es muchacho (Marlon, acusado de su desaparición) fue criado aquí. Ese muchacho era la confianza de la casa; cuando ellos se iban para afuera (los padres de Marlon) lo dejaban en esta casa”, refirió ayer el padre Emely en la casa en que residía la joven, en donde su muerte ya se da como un hecho consumado, pues hasta un altar, con sus velas, ya le tienen instalado.

Casi al frente de la residencia se encuentra la vivienda del padrastro de Marlon, al que la familia de la niña defiende como un hombre responsable y que ha dado la cara.

La joven Emely Peguero desapareció tras salir con su expareja, Marlon Martínez, a buscar los resultados de unos estudios médicos. Al joven Marlon se le acusa de la desaparición y se le dictaron tres meses de prisión preventiva.

Ayer fue apresada su madre, acusada de haber encubierto el crimen de su hijo.

Marlon condujo a las autoridades de las provincias Duarte y Hermanas Mirabal a un vertedero en la comunidad Hatillo, de la provincia Duarte, en la búsqueda del cuerpo de la menor de edad. No fue encontrado su cuerpo.

El cuerpo de Emely debe aparecer, porque según el abogado Felix Portes dice que en legislación dominicana actual sin cuerpo no hay homicidio ni asesinato. “Imperiosa la necesidad de que si le quitaron la vida aparezca el cuerpo”. Asegura que mientras no recuperen el cadáver de Emely Peguero, su caso no se podrá resolver, mucho menos concluir. “Sin cuerpo no hay acta de defunción, sin acta no hay causa de muerte, sin muerte no hay homicidio ni asesinato”

Otro dato que me acabo de enterar, es que Marlon y Emely eran vecinos desde pequeños, por eso tenían una relación amorosa a tan temprana edad, debajo del video te dejo una foto de la casa donde vivía Marlon, casi al lado de donde vivía Emely.




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Tizon Prendio © 2016 Frontier Theme